¿Por qué los sitios con esferas de piedra del Diquís son Patrimonio Mundial?

Alineamiento de esferas con el sol en el sitio Museo Finca 6. Palmar Sur. Foto JC Calleja

En junio del 2014 la UNESCO declaró a 4 sitios cacicales con esferas del Diquís, en el cantón de Osa, como Patrimonio Mundial: Finca 6, Batambal, El Silencio y Grijalba-2.

¿Qué hace a estos sitios merecedores de esta categoría?...

El conjunto de los sitios constituye una representación adecuada de las sociedades cacicales del Delta del Diquís, así como un testimonio excepcional de las complejas estructuras políticas, sociales y productivas que caracterizaron a las sociedades jerarquizadas precolombinas.

Sobre las características de estos sitios, el arqueólogo del Museo Nacional Francisco Corrales, exalta que sitios son “representativos de las culturas cacicales precolombinas que tuvieron su apogeo entre 300 d.C. y 1.500 d.C. en la región sur del país. Los sitios contienen montículos artificiales, calzadas y áreas pavimentadas, zonas funerarias y su rasgo más significativo es la presencia de las características esferas de piedra, que sobresalen por su perfección, su variedad de tamaño y su emplazamiento en ubicaciones especiales. Estas esferas son un ejemplo excepcional de la extraordinaria capacidad artística y técnica de las sociedades cacicales precolombinas”.

¿Qué es un sitio Patrimonio Mundial?

BatambalUn sitio de patrimonio mundial es un lugar cultural o natural que se considera de valor universal excepcional y que al declararlo como tal, se debe proteger y conservar para que ese valor se mantenga en el tiempo. Su importancia trasciende las fronteras y son cruciales para entender la historia de la humanidad y hay una responsabilidad compartida para disfrutarlos, cuidarlos y respetarlos.

La declaratoria promueve que el patrimonio se vea como un eje y no como un obstáculo para el desarrollo de los países, quienes adquieren prestigio y promoción internacional, pero a la vez la responsabilidad de velar por la integridad de los sitios.

Criterios para declararlos Patrimonio Mundial
Los sitios con esferas de piedra del Diquís cumplieron con 3 criterios para ser incluidos en la lista Patrimonio Mundial

 1. Criterio de valor excepcional universal

GrijalbaLos “Asentamientos precolombinos cacicales con esferas de piedra del Diquís” se inscribieron en la Lista de Patrimonio Mundial con base en el criterio de “Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida”- dada por la UNESCO.

Los sitios representan la evidencia física de complejas estructuras políticas, sociales y productivas antiguas de las sociedades que habitaron los bosques tropicales del sur de América Central. Estos cacicazgos precolombinos crearon asentamientos jerárquicos que expresan la división de los diferentes niveles de los centros de poder, presentadas por los diferentes componentes de la serie.

Del mismo modo, las esferas de piedra, que siguen siendo objeto de investigación sobre el método y las herramientas de su producción, representan un testimonio excepcional de las tradiciones artísticas y capacidades artesanales de estas sociedades.

2. Criterio de integridad
ElSilencioSe refiere a que “…el material físico del bien y/o sus características significativas deben encontrarse en buen estado y el impacto de los procesos de deterioro debe estar controlado. Debe incluirse una proporción importante de los elementos necesarios para transmitir la totalidad del valor que representa el bien...” (WHC 2008).

Los sitios con esferas muestran diferentes grados del impacto negativo del desarrollo agrícola pasado y el saqueo o huaquerismo. Sin embargo, la evidencia que queda preservada in situ es suficiente para expresar los diferentes aspectos significativos de su valor universal excepcional.

3. Criterio de autenticidad
La autenticidad implica que “…el valor atribuido al patrimonio depende del grado de credibilidad o de veracidad que se conceda a las fuentes de información sobre este valor”. Es necesario “Conocer y entender estas fuentes de información, en lo que respecta a las características originales y posteriores del patrimonio cultural, y su significado…” (WHC 2008).

La autenticidad de los asentamientos precolombinos con esferas de piedra se basa en los resultados probados de la investigación arqueológica. Las excavaciones y otros estudios han permitido documentar los contextos y las posiciones estratigráficas de las estructuras y materiales, así como establecer hipótesis verosímiles sobre las sociedades cacicales en el sur de América Central.

Las fuentes físicas y escritas permiten conocer las especificidades, significado e historia de esos asentamientos, que por la naturaleza de los restos constituye un testimonio auténtico de la historia antigua.