Las esferas de piedra y la identidad de la zona sur

Maykel y don Jorge son artesanos de la zona sur que elaboran esferas de piedra. Foto E. González

En la zona sur de costa Rica, en las planicies y las alturas, una cultura precolombina erigió grandes y monolitos en piedra: esferas, esculturas de bulto y de espiga y pesados barriles, constituyen artefactos ideológicos, políticos y ceremoniales representativos de las poblaciones precolombinas del Delta del Diquís, manifestaciones escultóricas particulares del Pacífico Sur de Costa Rica.

Estos artefactos formaron un vehículo por medio del cual, se transmitieron valores sociales y culturales durante un lapso importante tiempo. Se colocaron sobre lugares y espacios sociales; dentro de asentamientos principales, sobre entradas de viviendas de personajes de poder y en espacios públicos formando alineamientos y configuraciones especiales.

DJorgeSu fabricacion constituyó una tradición milenaria cuya práctica se extendió, aproximadamente, del 300 a.C., durante el período Aguas Buenas, hasta el 1500 d.C., durante el Período Chiriquí. Durante este periodo, su producción y uso, como artefactos simbólicos e indicadores rituales, de prestigio, estatus y poder, alcanzó su máximo esplendor.

Esferas de piedra artesanales
Durante la conquista y la colonia, las esferas de piedra del delta del Diquís, resistieron el abandono sistemático de los sitios donde se ubican, los efectos adversos del medio ambiente y la injerencia de la actividad agrícola en la época de la compañía bananera. Su concepto se incorporó e integró en el imaginario social, en la identidad y la cultura de los pobladores actuales de la región, como un proceso de apropiación del pasado precolombino que sirve como base para los valores comunes de las personas del cantón de Osa.

La producción de esferas, en el imaginario cultural, artístico y artesanal contemporáneo, constituye una tradición relativamente reciente. Su manufactura, en la actualidad, es llevada a cabo por un grupo de artesanos locales que trabajan con herramientas modernas, rudimentarias y con técnicas y métodos de producción artesanal ancestral. A pesar de ello, esta práctica se está viendo afectada por la desaparición de los cultores, desarrolladores y creadores de artesanías de este tipo, la falta de interés por parte de jóvenes, nuevos cultores, artesanos y por la masificación de productos culturales universales, esencialmente, artesanías comerciales carentes de rasgos identitarios.