Departamento de Protección del Patrimonio Cultural: custodia de la memoria de los costarricenses

El Museo Nacional cuenta con un robusto plan de conservación tanto de bienes culturales como arqueológicos. Foto JC. Calleja

Si bien es cierto el Departamento de Protección del Patrimonio Cultural (DPPC) no fue creado en los inicios del quehacer del Museo Nacional de Costa Rica, la labor de registro de colecciones tiene su antecedente con la promulgación de la Ley de Control de Exploraciones Arqueológicas del 6 de octubre de 1938, la cual crea dos Registros en el Museo Nacional, uno para las piezas arqueológicas de propiedad privada y otro para las  colecciones arqueológicas del Museo Nacional de Costa Rica.

En diciembre de 1981 la Asamblea Legislativa aprueba la Ley de Patrimonio Nacional Arqueológico No. 6703, publicada en La Gaceta en enero de 1982 la cual crea el Registro Público del Patrimonio Nacional Arqueológico como dependencia del Museo Nacional de Costa Rica.

A partir del año de 1983 a nivel institucional se da un fuerte impulso al tema de las colecciones en custodia del Museo Nacional las cuales se encontraban en diversidad de espacios sin las condiciones adecuadas y sin controles de inventario, motivo por el cual se  crea el  Depto. de Registro con  la responsabilidad de las colecciones en custodia del Museo Nacional y de colecciones privadas.

Cleria300A partir del año de 1998  y en la actualidad, el departamento es denominado Dpto. de Protección del Patrimonio Cultural  a cargo de las áreas de manejo de colecciones de patrimonio cultural (inventario, registro, almacenaje, acceso, uso, etc.) conservación preventiva y correctiva (restauración de bienes muebles) y protección del patrimonio nacional arqueológico mueble (registro público, tráfico ilícito: denuncias, decomisos, repatriaciones y peritajes).

El personal lo conforman 8 funcionarios con una vasta experiencia, que le ha permitido al Museo Nacional ser el pionero y la institución que tiene a su cargo la mayor cantidad y variedad de colecciones.
 En el año 2006 el DPPC es  trasladado junto con las colecciones en custodia del Museo Nacional a la sede José Fabio Góngora, localizada en Pavas, este traslado da inicio a una nueva etapa en la vida del Museo ya que se cuenta con espacios debidamente acondicionados para el almacenaje, acceso y uso de  las colecciones en custodia así como también a la sistematización de la información de las colecciones en bases de datos.

A partir del año 2014 con la declaratoria de los sitios cacicales con esferas de piedra del Valle del Diquis, el DPPC asume el programa de conservación.

restauracionLos aportes que ha dado como parte de la organización se pueden cuantificar y orientar desde varios ángulos:
•    El manejo de las colecciones en custodia del Museo Nacional con un sistema de documentación de acceso al público y uso para exhibiciones e investigadores.
•    La conservación preventiva y correctiva con adecuadas técnicas y metodología ha logrado la estabilización física de las colecciones.
•    Se cuenta con acopios adecuados a las condiciones de las colecciones.
•    Consolidación de enlaces interinstitucionales a nivel nacional e internacional para la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.
•    Exhibiciones internacionales sobre diversos temas de la arqueología de Costa Rica.
•    Personal capacitado, especializado y comprometido con el patrimonio cultural.