Museo Nacional ofrece visitas a estudiantes

Las visitas se ofrecen para estudiantes de escuela y colegio. Foto E. González

El Museo Nacional ya abrió sus puertas al programa de visitas con facilitador 2017. Está especialmente dirigidas a grupos de estudiantes de escuelas y colegios que requieran complementar su programa de estudios, en la temática de historia natural para preescolar, sala precolombina para 4 y 5 grado y a partir de este año, en el tema de Historia de Costa Rica, desde el siglo XVI hasta el siglo XXI, para estudiantes de sexto, secundaria y universidad.

Según Grettel Meneses, educadora del Museo, esta nueva sala de Historia se ofrecerá a los docentes a partir de abril. “Las visitas se coordinarán dependiendo  del objetivo y los planes de estudio de cada nivel.

MAvisitaEl programa de visitas está abierto de febrero a noviembre y es gratis para estudiantes nacionales y docentes identificados. Para hacer reservaciones debe  comunicarse al teléfono 2257-1433 ext. 143 y concretar el día y la hora. “Si es importante hacerlo con al menos 15 días de antelación”, recalcó la educadora.

¿Cuáles son las modalidades de visitas que le ofrece el Museo Nacional? Concretamente son dos tipos de visitas:

La visita acompañado de un facilitador

MIvisitaEsta dirigida a grupos organizados y estudiantes a partir de primer  ciclo de la enseñanza general básica. En la visita el facilitador del Museo junto con los estudiantes y docentes comparten conocimientos en torno a los temas expuestos.

Los estudiantes a partir de segundo ciclo harán el recorrido por la Sala Precolombina o la Sala de Historia de Costa Rica, según sean sus objetivos y  los estudiantes de preescolar y primer ciclo por el jardín de mariposas.

Los horarios dispuestos para estas visitas son de martes a viernes a las 9.15 a.m. 10 a.m. y 10.45 a.m. y tienen una duración de 45 minutos. El grupo recorrerá las otras salas en compañía del docente responsable.

Visita exploratoria con y sin reservación

MvisitaEn esta visita el grupo no se hace acompañar de un facilitador, sino que es el docente o guía propio quien se enfoca en los temas de interés.

Es recomendada para grupos organizados muy numerosos o grupos que visitan el Museo con poco tiempo.

Según Meneses, “lo ideal es que la persona encargada haga el contacto previo para reservar la fecha, para estos grupos la hora de visita es a partir de las 10.30 de la mañana o en la tarde”. Agregó que es muy importante hacer esa reservación previa, “pues cuando no hay reservación estos grupos deben esperar a que se atienda y que ingresen al museo las personas que si la hicieron”.

¿Qué le ofrece el Museo?

Si bien las visitas con facilitador se dan por el jardín de mariposas, por la sala de historia precolombina y la sala de Historia de Costa Rica, el Museo Nacional tiene mucho más que ofrecer a los grupos que lo visitan.

Primero recorrerán el jardín de mariposas. A través de una rampa de 110 m de largo, pasarán por diferentes niveles de un jardín con plantas y mariposas vivas, podrán observar las crisálidas y aprender acerca del ciclo de vida de la mariposa, alimentación y reproducción.

La rampa los llevará hasta el jardín principal del Museo, con plantas y espacios abiertos.

Además el Museo Nacional cuenta con cinco salas de exhibición, dos con exhibiciones permanentes y tres temporales.

La Sala Precolombina llevará a los visitantes por un recorrido por la historia de los antepasados costarricenses desde hace más de 12 mil años atrás. Puntas de lanza, vasijas en barro, metates en piedra, ornamentos en jade y hueso, objetos originales precolombinos encontrados en diferentes partes del país se pueden observar en esta exhibición permanente.

El recorrido los va a llevar a las “Casas de los Comandantes”. Esta sala se le llama así porque son las casas donde vivió el primer y segundo comandante del ejército de Costa Rica, abolido en 1948. En esta sala se encuentra la exhibición “Ciudad y burguesía, San José, 1880-1930”, una muestra de fotografías, pinturas, tarjetas postales y sobres comerciales que cuenta la historia de una ciudad floreciente de la época liberal.

Un interesante espacio expositivo son los calabozos, un lugar del antiguo Cuartel Bellavista donde en la época de las guerras civiles mantenían a los presos en esas celdas. Se podrán observar los grafitis originales, las cárceles y los baños utilizados hasta 1948.

Un recorrido por el Museo Nacional es diverso y lleno de espacios e historias para descubrir, además de un complemento a los planes de estudio.