Fuimos sede de dos exhibiciones ganadoras

José Alberto Hernández (de rosado), premio nacional de Artes Visuales Francisco Amighetti. Foto W. Segura

El 30 de enero, el Ministerio de Cultura y Juventud anunció la lista completa de premios nacionales a la cultura y las artes. Dos de estos premios fueron otorgados a exhibiciones que estuvieron expuestas en el Museo Nacional durante el 2016. Se trata de “Capturas” de José Alberto Hernández y “Hábitat/ obra Viva” de Rolando Castellón.

Fuimos sede de dos galardonadas exhibiciones, lo que nos muestra que nuestra institución es una excelente vitrina para jóvenes artistas que como José Alberto, se abren paso en el arte contemporáneo y además, somos un espacio apetecido por artistas de trayectoria como Rolando Castellón

 “Capturas” fue galardonado con el Premio Nacional Francisco Amighetti de Artes Visuales 2016 en la categoría Bidimensional. Esta exhibición se inauguró en mayo del 2016 en los calabozos del antiguo Cuartel Bellavista. Tanto el artista, como la curadora Adriana Collado, escogieron  esta sala, por el carácter que este espacio le daba a la exhibición.

capturasFue una alianza exitosa entre el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo Nacional.

El jurado calificador decidió otorgar el premio “por la solidez formal y conceptual, coherencia y sensibilidad de una propuesta en la que dialogan entre sí y con el espectador tres series fotográficas con la que se cierra el ciclo de una investigación de 15 años, que reflexiona sobre las relaciones entre delito, archivo, fotografía, producción de imágenes y su (in)capacidad de retratar la violencia y la fragilidad de la vida”.

“Hábitat/ Obra Viva” del artista Rolando Castellón fue la otra exhibición galardonada con el Premio Nacional de Artes Visuales Francisco Amiguetti 2016 en la categoría Otros Medios.

Castellon1Esta exhibición se inauguró a finales de agosto del 2016, como parte de la X Bienal Centroamericana de Artes Visuales.

Según criterio del jurado, este premio se otorga “por una exposición en la que se presentan facetas de su autor no puestas en diálogo anteriormente y que expresan reveladoras relaciones entre el dibujo, el objeto, el archivo, la intervención del espacio físico, la materialidad precaria y la creación entendida como proceso continuo y orgánico de espacios de posibilidad, tanto físicos como simbólicos todo magistralmente integrado dentro de su complejidad con exquisita sencillez y potencia poética”.