Vamos a observar y contar aves acuáticas

Tigrisoma mexicanum. Foto. G.Alvarado

Como cada año en el mes de febrero, el Museo Nacional realiza un conteo de aves acuáticas  y para ello invita a las personas amantes de observar aves a que se unan. El plazo inicia el 12 de febrero y finaliza el 28 del mismo mes.

Según Ghisselle Alvarado, ornitóloga del Museo Nacional, el objetivo es que las personas que viven o estén cerca de humedales, ríos, lagos, lagunas y manglares identifiquen el tipo de ave, la cantidad de ellas y el lugar donde fueron ubicadas, después se envía esta información a la dirección electrónica Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con el asunto “Conteo de aves acuáticas” y de ser posible una fotografía.

ardeaEs importante que anote el nombre de la persona que hace el conteo, número de teléfono (por si hay que llamarle para corroborar alguna información), la fecha, el nombre con el cual se conoce el sitio, el lugar con coordenadas geográficas, una descripción del ambiente, tamaño aproximado del sitio donde fueron observadas y detalles de si está limpio o se observan focos de contaminación.

La variedad de aves acuáticas es muy extensa, algunas de las más conocidas son las garzas, cigüeñas, patos, fregatas, piqueros, chorlitos, correlimos, gaviotas, charranes y martines pescadores.

CochleariusLos conteos sirven para conocer la distribución y abundancia de aves en el país. A largo plazo esos conteos ofrecen información del estado de las poblaciones y la salud de los ecosistemas y con ello tomar medidas de conservación.

Estas investigaciones a lo largo del tiempo han detectado presencia de especies sensibles en una época y lugar particular, especies amenazadas o que tienen poblaciones muy bajas como el jabirú (galán sin ventura), la espátula rosada.

Fotos: Ardea alba, Isla de Pajaros, Parque Nacional de Palo Verde. Julio 2011. Foto. G. Alvarado

Cochlearius cochelarius. DHN