Restaurar y conservar para educar

Natalia Cordero,Sofía Jiménez y Ana Eduarte

En el taller de restauración y conservación se desarrolla un trabajo multidisciplinario  para conservar y restaurar obras de arte de colección o bienes culturales,  con la aplicación de técnicas y métodos de conservación que facilitan el acercamiento del público a estos objetos históricos mediante exhibiciones museológicas de diversos temas.

El interés de alumnos y egresados de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica, en el tema de la restauración y conservación, conlleva al Museo Nacional a la apertura de sus puertas para la formación en técnicas y procesos de restauración. Debido a la cantidad de objetos que se destinan a la construcción del nuevo proyecto Sala de Historia de Costa Rica, la demanda de más personal capacitado conduce a la contratación de estos artistas visuales que anteriormente se acercaron como voluntarios universitarios a la institución.

NataliaActualmente en la sección de restauración se trabaja desde la conservación preventiva hasta la restauración,  por tal razón  se practican acciones como: control ambiental, control del estado de conservación, limpieza superficial de las obras de arte, montaje de conservación, supervisión del almacenaje, manipulación e instalación de obras de arte y supervisión de obras cedidas temporalmente por el museo,  todo con el objeto de minimizar los riesgos en  daños de los bienes culturales y su conservación histórica.
 
En el taller del museo se trabaja la restauración de algunos bienes de la colección destinada a la sala de historia, con un grupo interdisciplinario conformado por Ana Eduarte Ramírez restauradora-conservadora, Alfredo Duncan Davis restaurador-conservador, Sofía Jiménez García escultora y Natalia Cordero Villalobos escultora-gestora cultural.
 
En este proceso de restauración el aprendizaje en la aplicación de tratamientos directos en piezas de arte sacro, objetos de uso cotidiano, pinturas al óleo, libros entre otros; nos muestran diversas técnicas donde se emplea la consolidación de materia y su estabilización estructural, reconstrucción de diferentes piezas y reintegración de color. Además de permitir una lectura de las obras sin alterar su significado origina,l que nos permite caracterizar la historia y el patrimonio cultural costarricense.

SofiaDe manera que el paso por el área de restauración y conservación  de dicho museo se presenta como una experiencia enriquecedora pues por nuestras manos ha pasado la historia del país, la que por varios años se estudia en libros y clases de la Facultad de Bellas Artes. El aprendizaje ha sido enorme y muy positivo, es todo un tema de estudio, cuidado y dedicación; para desarrollarlo a futuro en diversos proyectos. Consecuentemente esto nos ha  generado una mayor valorización, respeto he interés hacia el Patrimonio Cultural e Histórico de Costa Rica y del mundo.

Es así como esta nueva sala se convierte en un reto que implica desarrollar un trabajo integral de restauración, conservación e investigación para la difusión de bienes culturales, además de cumplir las diversas expectativas de las personas visitantes del Museo Nacional de Costa Rica.

Fotos de Natalia Cordero Villalobos y Sofía Jiménez García, respectivamente.
 
Fotografías: Carolina Jiménez