Rolando Castellón: “Soy como un niño que hace arte, su trabajo es jugar”

Rolando Castellón, es un niño grande que se divierte "jugando" con lo que encuentra. Foto E. González

Un mural con barro y muchos objetos encontrados; cualquier otro lo vería como “basura”, pero Rolando Castellón tiene la virtud de ver en cada uno de ellos el arte, “así son los niños”, dice el mismo artista, “ellos se maravillan con todo lo que ven”…. ¿tiene usted la visión de un niño?... “¡Absolutamente!”

Castellón es el artista dedicado de la X Bienal Centroamericana de Arte, “es por mi trayectoria, la curadora creyó que era importante reconocer mi trayectoria, soy el artista que estuvo en la primera y estoy en esta última”. Son 47 años desde su primera exhibición, pero en realidad Rolando se considera un artista desde niño, desde que tiene uso de razón, “todos los niños hacen arte, su trabajo es jugar” y ese se convirtió en su trabajo para toda la vida. Hoy a sus casi 80 años se divierte y describe como cuando era un niño… ¿Cómo describe Rolando Castellón a Rolando Castellón?... “es un vago, no hace nada y anda molestando a todo el mundo (ríe), pero que es absolutamente feliz”.

muralSu vida transcurrió entre Nicaragua, país donde nació en 1937, Estados Unidos a donde forjó su carrera y sus mayores logros artísticos y Costa Rica, donde se ha dedicado más al arte de la curaduría que a crear por él mismo, tiene múltiples seudónimos, uno de ellos podría describirlo en su vida “Cruz Alegría”. Dice que su vida ha sido plena, solo lamenta no haber tenido descendencia”.

“Hábitat/ obra viva” es la obra que presenta el artista y curador,  hasta el 30 de septiembre en el Museo Nacional, él dice que no es nueva, al contrario, “Habitat es mi trabajo de vida, aquí hay como un tercio de mi trabajo, de lo que yo tengo en mi poder”.

Al entrar en la sala con él, de inmediato se dirige al fondo, donde un gran mural en color negro, objetos “reciclados” y barro, dan un rápido vistazo a su momento de vida actual, “en este espacio se encuentran  estos tejidos de papel con decoración en barro, para mí el barro es muy importante, es volver a la raíz”, pero también se encuentran obras de artistas de Bitty Tasara y Luis Fernando Quirós, entre otros. Es lo que Rolando hace ahora, mostrar el arte encontrado de otros artistas que como él,  ven la belleza en objetos que para los demás pasan desapercibidos.

obracastellon“Mi arte es efímero, mucho se destruye, pero otro se guarda, tengo muchos rollos de papel manchado de lodo que me sirven y por eso los guardo, se trata de reciclar, por eso uso cosas que me encuentro, que me llaman la atención”.

En una suerte de visita guiada, Castellón escoge momentos de su exhibición/ vida para destacar, en una vitrina larga hay recortes de periódicos, revistas, invitaciones y otros objetos que llevan al visitante por un recorrido por su obra, que empezó en San Francisco, California, “muchas de mis exhibiciones son políticas de denuncias, tenía un sentido social, pero en general también de estética, de performance, mi obra ha sido muy amplia”.

Habla de discriminación con una mezcla de dolor y furia, recuerda con esto su paso por el país norteamericano,  “a uno lo discriminan por ser mestizo, he sentido la discriminación de forma muy directa y duele mucho, de eso hablo con los niños que vienen a ver mi exposición, ante la discriminación en San Francisco dicen  'black is beautiful' yo les digo 'canela is beautiful' (ríe mientras muestra su piel curtida), con esto trato de dejar mi granito de arena, enseñar a los niños a no discriminar”.

Muchos le llaman “maestro” y al hablar con él es de entender, le gusta enseñar, educar y formar nuevos valores, hoy se dedica a curar exhibiciones, descubrir nuevos artistas y nuevas formas de arte pues como él mismo concluye “hay futuro en el arte, sin el arte no podemos vivir,  hay pasado, también habrá futuro”.

Fotografìas por E. González