Tras bambalinas: ECOBIOSIS – El Portal Nacional de Biodiversidad Costarricense

Ecobiosis

Ecobiosis – http://ecobiosis.museocostarica.go.cr - es el portal web que le brinda información de ecosistemas, especies y colecciones de plantas, aves, mamíferos, mamíferos fósiles e insectos de Costa Rica, que han sido investigados por el Museo Nacional durante 127 años de labor científica.

Este portal habilita los datos de 300 000 ejemplares de las colecciones de botánica y zoología. Los especímenes de plantas y aves representan el 90% de la biodiversidad nacional y los ejemplares de mamíferos representan cerca del 70%.  Estos datos, que podrían resultar difíciles de interpretar para quienes no son biólogos, se complementan con artículos, guías de campo, libros, fotografías, audios y videos. El portal también permite graficar en un mapa de Costa Rica, en tiempo real, la ubicación de los ejemplares de las colecciones y facilita mapas con proyecciones de la distribución potencial de especies de flora y fauna costarricenses.

Con este nuevo servicio de información en Internet, el Museo Nacional de Costa Rica busca servir de apoyo en la labor de naturistas, guías de turismo, consultores ambientales, colaboradores del sector ambiental, profesores, estudiantes de todos los niveles y aficionados en temas de biodiversidad.

El Museo logra además traspasar sus muros y obviar horarios, para que tanto nacionales como extranjeros,  puedan acceder a la vasta información que sobre biodiversidad ha producido desde sus inicios. Y se une a los esfuerzos que se realizan en el país y en el mundo, por facilitar, mediante la tecnología, el conocimiento de la naturaleza y motivar su conservación y uso racional.

Los retos de Ecobiosis

Ecobiosis AtlasTécnicamente Ecobiosis fue un desafío desde el inicio, ya que se deseaba conservar la infraestructura de bases de datos con que venía trabajando el Departamento de Historia Natural, desde hacía varios años, utilizando el programa File Maker. Esto con la intensión de aprovechar los recursos que se habían invertido y mantener una herramienta de uso local, sin la necesidad estricta de conexión a Internet, para administrar las bases de datos.

Lo que se hizo entonces, fue desarrollar un migrador de datos, que permite enviar los registros desde File Maker a otro motor de datos para Internet, el SQL de Microsoft. Esta rutina corre semanalmente y permite actualizar el portal y mantener las bases en dos ambientes, uno local y privado en el Museo, y otro global y abierto, en Internet.

Las bases de datos son complejas, pues agrupan 300 000 registros y la mayoría con alrededor de 50 variables. Por lo que llevar toda esa información, de un punto a otro, sin perder o desordenar los registros, fue una labor de paciencia, pruebas y correcciones.

Otro reto fue mostrar, en un mismo portal, dos bases de datos distintas, la de botánica y la de zoología, que siempre se habían trabajado de forma independiente. Para ello se realizaron ajustes en el lenguaje y orden de las variables, de forma que el mismo sistema de búsqueda funcionara con estos dos mundos de datos, que si bien se parecen son distintos.

Otro gran desafío de Ecobiosis fue el Atlas, que permite graficar en tiempo real, en un mapa de Costa Rica, las ubicaciones de donde proceden los ejemplares de las colecciones. Para esto utilizamos una aplicación de Google Maps y el usuario puede superponer capas que delimitan el país por cantones, áreas de conservación o áreas protegidas del país y realizar búsquedas aplicando esos filtros. Esto se combina con un buscador que genera listas de resultados de las colecciones o especies que corresponden con esas delimitaciones geográficas. De esta manera, se combinaron dos tipos de lenguajes de programación distintos.

Adicionalmente, se quiso establecer la mayor cantidad posible de conexiones internas entre las diferentes secciones del portal. La intención era que la información estuviera accesible, desde un punto o desde otro, procurando que el usuario la encontrara fácilmente.

Y con el propósito de alcanzar diversos tipos de público, con o sin estudios formales en estas disciplinas científicas, se complementaron las bases de datos con secciones informativas y de multimedia, haciendo énfasis en los recursos audiovisuales. Es más que sabido que ahora muchas personas prefieren la fotografía, el audio y el video al texto, por lo que no se hizo caso omiso a esta realidad en el consumo de información.


Finalmente, paralelo al portal que utilizará el público, el proyecto incluye un componente administrativo, que permite incluir o editar, desde el Museo, textos, fotografías, audios, videos y todos los materiales disponibles en Ecobiosis.  Se desarrolló también un apartado para generar estadísticas de uso - las palabras clave más buscadas, las secciones más consultadas- entre otros datos, con la intención de mejorar los contenidos más requeridos por los internautas, o bien incluir información, que la gente busca en el portal pero que aún no está disponible.

Involucrados
Ecobiosis EspeciesEcobiosis es el resultado del trabajo de muchas personas. En conceptualización del qué y el cómo se presentaría la información, en lo creativo y en ingeniería, en cuanto a la programación de las diferentes herramientas del portal. Además del trabajo de muchas personas en la generación de todos los contenidos facilitados.

A lo interno del Museo Nacional el proyecto estuvo a cargo de 4 personas: dos biólogas y un ingeniero forestal del Departamento de Historia Natural y una comunicadora de Proyección Museológica; y dieron apoyo además 2 personas de Informática. El desarrollo web, el hospedaje y el mantenimiento han sido realizados, mediante una contratación, por la empresa costarricense Hermes Soft. De la empresa se involucraron 8 personas: un coordinador de desarrollo, una arquitecta de información, un diseñador web y cinco personas de programación y soporte.


Adicionalmente, todos los contenidos del portal: textos, mapas, fotografías, audios y videos fueron generados por al menos 12 biólogos del actual Departamento de Historia Natural. Muchos de los materiales fueron realizados especialmente para Ecobiosis durante el 2013 y lo que va del 2014. También debemos reconocer todo el trabajo de investigación de muchos naturistas que han colaborado con el Museo desde 1887, entre ellos los pioneros Anastasio Alfaro, Enrique Pittier, Pablo Biolley, José Cástulo Zeledón y Adolfo Tonduz, gracias a quienes existe la colección histórica de plantas que también se puede consultar en Ecobiosis.  

Tiempos e Inversión

Ecobiosis MultimediaDesde que iniciamos el proyecto, realizando un perfil del portal, al día de lanzamiento público, transcurrieron más de dos años. De ese tiempo, doce meses se dedicaron específicamente al desarrollo y puesta en línea.  
La inversión para el desarrollo fue de $38 500. A este monto sumaremos en adelante los costos mensuales de hospedaje, soporte y mantenimiento.

El Museo en Internet

Ecobiosis se une a otros sitios web, con bases de datos,  del Museo Nacional: Orígenes (http://origenes.museocostarica.go.cr) con casi 4 000 registros de sitios arqueológicos del país y Biblioteca (http://biblioteca.museocostarica.go.cr) con 35 000 registros de publicaciones.

Con estos proyectos el Museo Nacional de Costa Rica aprovecha las ventajas de Internet para brindar servicios 24 horas, los 365 días del año. Desmaterializa sus paredes para tener una cobertura sin fronteras y se alinea con las tendencias mundiales de virtualización de servicios.

Descargue: Descripción Secciones de Ecobiosis