Nuevas alternativas de gestión del patrimonio cultural costarricense

Los festivales se han convertido en una forma de educar y divertirse. Fotografía DPM

El Museo Nacional fue establecido en 1887 con un amplio mandato en cuanto a la recolección, conservación, estudio y exhibición de bienes relevantes para la arqueología, la ciencia, la historia y la cultura del país. Una misión de amplísimo alcance e innegable trascendencia para la sociedad costarricense, pues se trata de poner en valor y dar a conocer, aquellos bienes que de mejor manera representan y ayudan a comprender los rasgos más característicos de nuestra cultura y de nuestra sociedad, a lo largo del tiempo y con relación a nuestro privilegiado medio natural.

A lo largo de sus 126 años de historia, se le fueron añadiendo otras competencias igualmente importantes, en materia de protección del patrimonio arqueológico y de asesoramiento técnico a los museos regionales y comunitarios, entre otras. Su propio desarrollo institucional convirtió al Museo en uno de los principales centros de investigación arqueológica y biológica del país, campos en los que ha realizado contribuciones de gran relevancia. En la actualidad, el Museo Nacional es un ente complejo, con responsabilidades y competencias muy diversas, que se suman a su misión de exhibir y divulgar el patrimonio cultural y natural de nuestro país.  

Esferas de piedra en Finca 6. Fotografía DPMDesde hace algunos años, el Museo ha incursionado en el desarrollo de formas novedosas de divulgar y hacer accesibles al público sus colecciones y otros elementos sobresalientes del patrimonio natural y arqueológico nacional. Alternativas como conciertos, festivales, cursos, charlas, visitas guiadas y visitas a centros educativos, permiten a nuestros usuarios un disfrute personalizado e informativo de las colecciones. El uso de las redes sociales, las mejoras del sitio Web institucional y los esfuerzos por hacer accesibles en línea, bases de datos con amplia información sobre colecciones e investigaciones, han permitido un acercamiento exitoso a otros sectores de público dentro y fuera del país.

Adicionalmente, varios proyectos especiales emprendidos por nuestra institución en los últimos años, se relacionan con el desarrollo de actividades novedosas de gestión del patrimonio cultural, y buscan superar la tradicional centralización geográfica de la oferta de servicios culturales en el país. En estos momentos estamos abocados a la preparación de uno de los más sobresalientes sitios arqueológicos de la región del Diquís, el sitio Finca 6 para su apertura dentro de pocos meses como un “sitio – museo”, que enlazará además con otros 3 sitios arqueológicos cercanos que se abrirán al público durante 2014.

Una forma de educar acerca de la protección de la naturaleza, es el mariposario del MuseoEl propósito es conformar un circuito de 4 sitios que permita a los visitantes nacionales y extranjeros, disfrutar parte del excepcional patrimonio arqueológico de la región Brunca de nuestro país. Con la apertura del sitio - museo Finca 6, el Museo Nacional por primera vez en su historia será el responsable directo de la administración de un parque arqueológico y contará con su primera sede permanente fuera de la capital, al tiempo que se dará un lugar central a la sensibilización y empoderamiento de la población local.

Otro esfuerzo por mejorar la oferta de servicios culturales fuera del Área Metropolitana es la preparación del Museo de Limón, componente del Proyecto Limón Ciudad Puerto. Hasta ahora se ha completado la definición del perfil institucional, una propuesta novedosa, surgida de un proceso de consulta comunitaria; y la elaboración del guión científico e histórico. Durante los próximos meses, se realizará el diseño museográfico, y el montaje deberá estar concluido a finales del año próximo. De esta manera, la comunidad limonense contará con un espacio idóneo para la exposición y puesta en valor de su sobresaliente diversidad cultural.

 Sala Precolombina del Museo Nacional. Fotografía DPMUn proyecto de importancia fundamental, en el que se han logrado sustanciales avances en los últimos dos años, es la Candidatura de los Asentamientos Precolombinos con Esferas de Piedra de Diquís para su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial de Unesco, actualmente en proceso de revisión y verificación por parte de un organismo consultor especializado de dicha entidad. El posible logro de este importante reconocimiento traería consigo resultados considerables, entre ellos el inicio o reforzamiento de actividades de incidencia directa en el desarrollo social, económico y cultural de la región Brunca, o el mejoramiento de la oferta turística nacional mediante la creación de nuevas opciones de turismo cultural. Pero además de estos beneficios, la declaratoria de este conjunto de sitios arqueológicos como Patrimonio de la Humanidad, puede propiciar que los costarricenses finalmente revaloricemos en su justa dimensión la complejidad del desarrollo cultural de las sociedades precolombinas, y nos preocupemos por conocer mejor su legado y proteger adecuadamente sus evidencias.

No hay duda de que la sociedad costarricense actual, cada vez más informada y con mayores alternativas de ocio, demanda el desarrollo de más opciones para el  acceso, conocimiento y disfrute del patrimonio cultural del país. Es oportuno plantear la necesidad de desarrollar nuevas alternativas de gestión de los bienes del patrimonio cultural nacional, sean éstos o no de propiedad pública. Consideramos que estas alternativas deben ser objeto de una cuidadosa regulación, donde en todos los casos se respete la prioridad que se debe dar al conocimiento, la protección y la puesta en valor de los bienes culturales, como lo estipulan las convenciones internacionales en este campo.

Esperamos también que se dote a las instituciones estatales que tienen la responsabilidad legal y el conocimiento técnico necesarios para el cuido de nuestro invaluable patrimonio, de los medios y recursos necesarios para desarrollar, o en su caso, para supervisar efectivamente las nuevas opciones que se establezcan en esta materia.