La música precolombina es la protagonista

Exhibición "Música y ritos en Bahía Garza". Fotografía W. Segura

“Una familia de músicos”, así describió en el 2009 el arqueólogo Juan Vicente Guerrero aquel hallazgo en Bahía Garza, en el Golfo de Nicoya. Ante él surgía un cementerio indígena con 110 instrumentos musicales, entre ocarinas, flautas y sonajeros. Hoy esa investigación es la base de la exhibición “Música y ritos en Bahía Garza”, abierta desde el 21 de junio en la sala precolombina del Museo Nacional.

Se trata de una muestra de cerca de100 piezas arqueológicas, 60 instrumentos musicales, que fueron recuperados del Sitio “Rempujo” en Nicoya, esta exhibición forma parte del proyecto “Paseo de los Museos”, que se inauguró el pasado 27 de mayo y que consiste en unir a los Museos del Banco Central, Museo del Jade y Museo Nacional en tres exhibiciones con un tema en común. Para este primer año se trata de “Ecos ancestrales”, donde los tres museos dan énfasis a exhibiciones inspiradas en los instrumentos musicales de las culturas precolombinas.

Detalle de las ocarinas. Fotografía W. SeguraSegún Cleria Ruíz, arqueóloga y curadora de la exhibición, “Música y ritos en Bahía Garza” está fundamentada en una investigación que el arqueólogo del Museo Nacional, Juan Vicente Guerrero realizó en el 2009 en la Península de Nicoya. La excavación tuvo un elemento muy  singular con respecto a otros sitios arqueológicos, es el sitio con la mayor cantidad de ocarinas en contexto estudiado hasta la fecha, en total se recuperaron 110 instrumentos musicales.

Ruíz explicó que este sitio arqueológico, tiene la particularidad de tener muchos instrumentos musicales en cerámica, algo muy extraño en las excavaciones, pues lo común es encontrar tres o cuatro y en este sitio se encontraron más de 100.

En la exhibición, se podrá conocer sobre los enterramientos y algunas costumbres funerarias de los grupos humanos que habitaron la península de Nicoya, hace más de 1700 años, además la complementa un video elaborado por los estudiantes Manuel Segura y Luis Olvera, que muestra en detalle el sitio arqueológico y la forma y estilo de algunas de las ocarinas que se encuentran en la exhibición.

La arqueóloga agregó que la exhibición es muy didáctica, las ocarinas fueron identificadas con los animales y aves que las representan por la ornitóloga Ghisselle Alvarado y el biólogo Francisco Durán e ilustraciones del diseñador Elmer González, muestran la forma que tenía el animal o ave que representa el instrumento. Además,  se presentan otros objetos funerarios que complementan la exhibición, con el fin de que el visitante percibirá la asociación de los instrumentos musicales con otro tipo de artefactos en un contexto funerario y como estos dan pistas sobre la vida de sus dueños.

Complementan la exhibición algunas piezas precolombinas asociadas a los instrumentos musicales. Fotografía W. SeguraAprenderá sobre la forma y los sonidos de las flautas y ocarinas del sitio Rempujo, podrá disfrutar, no solo, de la variedad de formas y tamaños, que van de los 4 a los 12 cm de alto, sino también de algunas melodías interpretadas con ellas.  Verá las aves, mamíferos y reptiles que están representados en la forma y la decoración de las flautas y ocarinas; además podrá hacer comparaciones entre el canto de las aves y el sonido de las ocarinas.

Con esta muestra se completa la primera edición del “Paseo de los Museos”. La primera exhibición en abrir fue “La metáfora de los sonidos” en los Museos del Banco Central, mientras que el Museo del Jade destaca en su exposición permanente “los instrumentos musicales y las celebraciones”.

Las exhibiciones se pueden apreciar con la entrada a cada Museo. Los horarios y tarifas se pueden consultar en las páginas www.museosdelbancocentral.org, portal.ins-cr.com/portal.ins-cr.com/Social/MuseoJ y www.museocostarica.go.cr