Santuario arqueológico del Diquís ya cuenta con placa oficial de Patrimonio Mundial

El pasado 13 de noviembre de 2014 se llevó a cabo  la develación oficial de la placa conmemorativa de la declaratoria de los “Asentamientos Cacicales Precolombinos con Esferas de Piedra del Diquís”, como Patrimonio Mundial en la lista de la UNESCO.

El acto se llevó a cabo en Finca 6, uno de los cuatro sitios del conjunto de asentamientos declarados Patrimonio Mundial el pasado 23 de junio, durante la 38ava reunión anual del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO en Doha, Catar.

En el acto de develación de la placa estuvieron presentes el Presidente de la República, Sr. Luis Guillermo Solís; la Ministra de Cultura y Juventud, Sra. Elizabeth Fonseca; la Directora de UNESCO (Oficina Multipaís para Centroamérica y México), Sra. Pilar Álvarez Laso; el Alcalde de Osa, Sr. Alberto Cole; representantes de los ministerios de Turismo y Cultura y Juventud; miembros del cuerpo diplomático, representantes de organizaciones comunales, grupos culturales de la zona, estudiantes, personeros del Museo Nacional, vecinos de los sitios, miembros de la prensa nacional y local, entre otros.

En medio del calor húmedo, propio de la zona, la placa fue develada en un simbólico acto que viene a coronar el esfuerzo que durante años forjaron profesionales, vecinos de las comunidades y otras instancias allegadas. El esfuerzo conjunto de múltiples actores fue clave en el proceso hacia la declaratoria.

Legado de grandeza

Cabe destacar que este es el primer sitio cultural declarado Patrimonio de la Humanidad en Costa Rica. La declaratoria reviste principal importancia por el reconocimiento internacional a los esfuerzos del país por proteger y conservar su patrimonio arqueológico.

placa3Sobre el tema, el Presidente de la República, Sr. Luis Guillermo Solís manifestó: “Recordar, y sobre todo valorar, la memoria de nuestros pueblos originarios es regresar a la grandeza de nuestro pasado. Las esferas de Diquís son parte de lo que somos, de lo que todos y todas los habitantes de esta gran Patria han ido construyendo a lo largo del tiempo: Nuestra Historia. Aquí estamos todos, contenidos, comprendidos, asombrados, como podemos estarlo siempre ante la valía de la inteligencia y el esplendor de quienes nos precedieron. Por eso celebro con orgullo el legado de nuestras culturas precolombinas, la marca que trasciende el paso de los años y une pasado y presente”.

La develación de la placa de Patrimonio Mundial simboliza la culminación de una larga etapa y de un esfuerzo multisectorial, pero al mismo tiempo, abre paso al porvenir, donde el esfuerzo conjunto sigue siendo vital en el proceso hacia la consolidación de la declaratoria y el desarrollo del cantón que alberga en su seno a este gran tesoro.

“Múltiples esfuerzos científicos y administraciones del Museo Nacional respaldan la declaratoria que hoy nos honra. Su legado nos convoca a seguir trabajando con tesón. Para lograrlo, el Museo requiere el compromiso y el acompañamiento de múltiples actores del elenco institucional del país, convocados por el Estado. Sólo así podremos consolidar esta declaratoria de valor universal”. Así se refirió, Rocío Fernández, Directora del Museo Nacional de Costa Rica.

En el proceso de consolidación de la declaratoria, la participación y el arraigo de la comunidad local, pero especialmente de las aledañas a los sitios, es de suma importancia. “Es fundamental asegurar el involucramiento activo y permanente de las comunidades locales en la gestión y en la preservación de los bienes patrimoniales, para lograr el justo equilibrio entre la conservación de los sitios, el desarrollo económico inclusivo que facilitan los bienes culturales, y su aprovechamiento turístico sostenible”, comentó Pilar Álvarez Laso, Directora de UNESCO (Oficina Multipaís para Centroamérica y México).

La declaratoria de Patrimonio Mundial otorgada por UNESCO en junio de esta año coincide con la celebración de los 100 años del Cantón de Osa, una localidad con una vasta riqueza natural y arqueológica, pero con serios problemas socioeconómicos, catalogada como una de las más carentes  del país.

“Reconozco el esfuerzo del gobierno central y sus instituciones, en este proceso  cuyos resultados trascenderán el ámbito cultural,  materializando nuevas oportunidades  de empleo y desarrollo para  una comunidad golpeada por el flagelo de la pobreza y el desempleo, contribuyendo   a partir de esta realidad  en la esperanza de un pueblo noble, incapaz de rendirse ante las circunstancias adversas que le ha deparado el destino, motivado en su  conciencia histórica,  que le invita, día a día, a luchar arduamente por alcanzar y materializar sus sueños”. Mencionó  Alberto Cole De León, Alcalde de la Municipalidad de Osa.

Al rescate de un milenario esfuerzo

La colocación de la placa rememora más de un milenio de esfuerzo en que las culturas aborígenes del Valle del Diquís elaboraron esferas de piedra y les dieron un simbolismo especial, que las hace únicas en el mundo. La conservación de estos santuarios arqueológicos de valor universal es un trabajo conjunto que requiere esfuerzos mancomunados inmediatos y constantes.

placa2“Tenemos muchas obligaciones para seguir manteniendo esta distinción que se nos ha hecho por parte de la UNESCO de declarar los sitios con esferas Patrimonio de la Humanidad. Necesitamos más investigación, mejores instalaciones en el museo de sitio, requerimos que la comunidad se identifique plenamente con los proyectos que aquí se llevan a cabo, porque solamente una comunidad que valora su patrimonio es capaz de defenderlo y de cuidarlo. Para el Ministerio de Cultura y Juventud significa la obligación de coadyuvar no solo en la investigación sino también en la creación o fortalecimiento de las identidades regionales y en brindar capacidades para que las poblaciones aledañas a los sitios con esferas puedan beneficiarse de esta declaratoria y para ello habrá que trabajar en emprendedurismo cultural, de manera muy seria y en otras iniciativas, como el Festival de las Esferas, que tiene que ver con fortalecimiento de identidades”, puntualizó Elizabeth Fonseca, Ministra de Cultura y Juventud.

El arqueólogo del Museo Nacional, Sr. Francisco Corrales, coordinador del proyecto que culminó con la declaratoria de los asentamientos cacicales con esferas de piedra del Diquís, no pudo estar presente en el acto de develación de la placa, por encontrase fuera del país, no obstante celebró también este hecho y se refirió a las tareas y retos por venir.
 
“Es un momento muy importante durante todo el proceso. Es también una transición hacia otras tareas que conlleva la declaratoria. Hay que consolidar las propiedades, si es posible expandir algunas de ellas; garantizar el uso de zonas de amortiguamiento que sean compatibles con los sitios arqueológicos y también afianzar la participación de la comunidad y el beneficio que ella debe tener de esta declaratoria. El reto que sigue es mantener en el tiempo las condiciones de valor universal excepcional que generaron la declaratoria de estos sitios arqueológicos con esferas de piedra como Patrimonio Mundial”, manifestó Corrales.