Ministra de Cultura Concluyó Recorrido por Sitios Arqueológicos Propuestos como Patrimonio Mundial

Titular de Cultura visitó los cuatro sitios arqueológicos que conforman la candidatura de Patrimonio Mundial que presentó el país ante UNESCO. Jerarca reconoce la necesidad de involucrar más a la comunidad y trabajar en el acondicionamiento de los sitios para su eventual visitación.

Reforzar los enlaces con las comunidades aledañas a los sitios arqueológicos que forman parte de la candidatura de Patrimonio Mundial, es una de las principales necesidades que identificó la ministra de Cultura y Juventud, Elizabeth Fonseca, durante la visita que realizó en dichas localidades los días 23 y el 24 de mayo.
 
Por medio del Museo Nacional, Costa Rica presentó ante UNESCO el expediente de candidatura de Patrimonio Mundial “Asentamientos Cacicales Precolombinos con Esferas de Piedra de Diquís”, que incluye cuatro sitios arqueológicos: Finca 6, Batambal, El Silencio y Grijalba, que se ubican en el Delta del Diquís, en el cantón de Osa, los cuales fueron recorridos por la titular de cultura durante su gira.
 
El recorrido de la ministra se realizó de cara a la XXXVIII Reunión Anual del Comité de Patrimonio Mundial de UNESCO, que tendrá lugar en Qatar del 15 al 25 de junio de 2014, y que será el escenario en que, de manera definitiva, se analizará la posibilidad de inclusión de los sitios arqueológicos con esferas precolombinas de Costa Rica, a la lista de Patrimonio de la Humanidad.
 
visita1Elizabeth Fonseca, ministra de Cultura y Juventud, afirmó que “estoy gratamente impresionada por lo que he visto. Los cuatro sitios, cada uno con sus peculiaridades, me han llamado mucho la atención, debido al lugar donde están los emplazamientos, el tipo de montículos que hay en cada uno de ellos, los cuales, son reflejo de una larga historia de ocupación de este territorio, que los costarricenses no hemos sabido valorar. A lo largo de la historia se nos ha dicho que en esta zona había poca población indígena, y toda esta cantidad de material y presencia humana en los siglos anteriores a la conquista, demuestra que es todo lo contrario”.

“Me parece importante resaltar que aunque hay esferas de piedra en otras regiones del mundo, solamente en estos sitios en Osa las hubo permanentemente a lo largo de más de mil años, y formaron parte de esas culturas, de una manera muy importante; de ahí la candidatura como sitio Patrimonio de la Humanidad”, agregó la titular de Cultura.
 
Por su parte, Christian Kandler, director del Museo Nacional, expresó que “hemos recorrido los cuatro sitios arqueológicos de la candidatura junto con la ministra de Cultura y Juventud, que tenía un gran interés por conocer propiamente los sitios; así como los detalles técnicos de la candidatura en profundidad”.
 
Asimismo, Kandler afirmó que el Museo Nacional tenía “gran interés de tener este acercamiento con la nueva ministra, para exponerle algunas de las principales acciones de seguimiento, porque en caso de tener un resultado positivo, ese logro significaría a su vez un compromiso importante para el país. Este sería el inicio de una etapa muy fuerte y de continuo seguimiento, en el que es importante consolidar las medidas de protección y de conservación especial que demandan estos sitios”.
 
visita4Por último, Kandler explicó que “tenemos que mantener e incentivar la articulación e integración con la comunidad; divulgar hacia los pobladores de esta zona la importancia de este patrimonio; además, encontrar y desarrollar maneras constructivas, en las que la comunidad pueda participar en los beneficios que genere esta eventual declaratoria en la zona”.
 
Tareas pendientes. La ministra de Cultura y Juventud, explicó que “existen muchas tareas pendientes, pero veo en los funcionarios del Museo Nacional un gran compromiso y, un importante deseo de sacar la tarea adelante”.
 
“Me parece que existen tareas pendientes sobre mayor investigación, mayor profundización, así como acondicionamiento de los sitios adecuadamente, para que con la eventual declaratoria como Patrimonio de la Humanidad, puedan brindar los servicios mínimos que probablemente se requerirán, cuando venga mayor número de visitantes a estos sitios. En consecuencia, hay que pensar en tareas de protección muy importantes”, amplió la jerarca.
 
“Finalmente, me parece importante profundizar los nexos con la comunidad, con el objetivo de que la misma población aledaña, sea la primera barrera de contención para que este patrimonio no sea dañado”, indicó Fonseca.
 
“El patrimonio es lo que hace que el costarricense se sienta parte de una comunidad, que es sumamente importante, porque el reconocimiento de un patrimonio nos ayuda a crear cohesión social, que a su vez ayuda a tener un reconocimiento que nos hace distintos como pueblos, lo que nos da idiosincrasia, y me parece que en un mundo donde la globalización avanza a gran velocidad, esto se convierte en una barrera para que la homogenización consustancial a la globalización, no nos arrase”, concluyó la jerarca.

- Fotografías cortesía de la Oficina de Prensa del Ministerio de Cultura y Juventud.